Los manipuladores se caracterizan por: precisión, velocidad, suavidad de movimientos, mínimas vibraciones, mínimo ruido, simplicidad constructiva, robustez, lubricación de los órganos internos mediante baño de aceite, facilidad de instalación y amplia gama en los ciclos de movimiento de eje de salida.

Estas características permiten fiabilidad y flexibilidad de utilización en aplicaciones que incluyen carga-descarga de máquinas, manipulación en operaciones de ensamblaje y transferencia en líneas de transporte.

+ info (pdf)